El impacto de nuestro estilo de vida sigue siendo el arma más potente que tenemos para evitar las patologías que más nos asedian, incluso para tratarlas una vez presente. Y es que no todo lo que nos puede hacer bien tiene que ver con la ingesta de alimentos, ni de nutraceúticos y menos de fármacos. […]