Su acción a nivel local para el tratamiento de la celulitis, grasa localizada etc, permite el tratamiento de las adiposidades localizadas mediante la administración de sustancias con efecto lipolítico (quema grasas).

El tratamiento se realiza en unos 20 a 30 minutos, pudiendo la paciente reincorporarse inmediatamente a su vida cotidiana. El protocolo terapéutico dependerá del grado de celulitis y del estado de su piel siendo necesarias entre 8 a 12 sesiones espaciadas como mínimo de una semana.

El número total de sesiones dependerá del tipo de celulitis y de la respuesta al tratamiento, sugiriéndose siempre la realización de sesiones de mantenimiento.