Tratamientos del tercio superior de la cara para corregir arrugas de expresión, consiguiendo relajar o debilitar los músculos de la mímica. Se utilizan inyecciones intramusculares con Toxina Botulínica Tipo A. Es una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir el impulso nervioso que origina una contracción muscular. Se utiliza en el tratamiento de las arrugas de expresión desde principios de los años 90, actuando de forma local bloqueando la liberación de la acetil colina, lo que consigue una relajación de forma temporal  que no causará ningún daño ni lesión física en las estructuras nerviosas.