Permitanme antes de que lean el articulo , comentarles algunos detalles

En este estudio queda claro la relación exponencial entre la existencia de grasa visceral( obesidad en el abdomen o tronco, la típica del hombre o de la mujer obesa en post menopausia, donde los mayores acumulos de grasas se depositan en este sector de nuestro organismo) y EL CANCER COLORRECTAL, mencionan la relación de la insulinorresistencia que es una condición hormonal suscitada por este tipo de obesidad así como por la carencia de actividad física y la perdida de la masa muscular, Con la génesis de este Cáncer, quiero comentarles que tengo colegas médicos que se extrañan cuando les he mencionado que la Obesidad central es Pro cancerígena, así como pacientes que sus médicos le han comentado que no existe relación entre una patología y la otra, Esto solo muestra el carácter autoritario de unos y el desconocimiento de muchos, yo les hago llegar este articulo porque tenemos derecho y necesidad de informarnos adecuadamente, para poder pensar y tener criterio propio.

En Resumen:

La Obesidad Central, el aumento del indice de masa corporal no muscular, la circunferencia abdominal mayor a 102 en hombres y 88 en mujeres, las discretas elevaciones de la glucemias en ayunas y la insulinorresistencia, así como el Sindrome de ovario poliquistico, producen cancer

Dr Cubrias

Grasa visceral y cáncer colorrectal

La magnitud del tejido adiposo visceral y la insulinorresistencia podrían actuar como promotores del desarrollo de neoplasias colorrectales en estadíos tempranos, pero no de adenomas.

Introducción
La incidencia de cáncer colorrectal ha ido en aumento en las últimas décadas, y los factores ambientales han sido incriminados como posibles causantes. Como ejemplo, la obesidad y los factores metabólicos relacionados con ella constituyen una variable relacionada con el desarrollo de cáncer, tal como lo señalan diversos estudios epidemiológicos que demuestran una asociación más frecuente entre circunferencias de cintura y cáncer que entre índice de masa corporal (IMC) y neoplasias. Es preciso conocer, no obstante, si la circunferencia de cintura se relaciona en forma directa con el depósito de grasa visceral, y ésta con el desarrollo tumoral.
La relación entre obesidad, u obesidad abdominal, y cánceres colorrectales suele explicarse a partir de la hipótesis de la acción de la insulina, ya que la acumulación de grasa visceral es un fuerte condicionante de hiperinsulinemia e insulinorresistencia, y estos trastornos han sido ligados experimentalmente con la carcinogénesis colorrectal. Para corroborar esta hipótesis, expertos del Hitachi Health Care Center, del International Medical Center of Japan, y de la University of Occupational and Environmental Health, de Japón, evaluaron la relación de la grasa visceral (a través de estudios de tomografía computarizada y determinaciones de insulinorresistencia) con la presencia de adenomas y carcinomas colorrectales, en pacientes asintomáticos que participan de estudios de tamizaje.

Material y métodos
Los sujetos participantes en esta investigación fueron individuos que tomaron parte del programa de exámenes selectivos de detección en salud en el Hitachi Health Care Center, (Ibaraki, Japón). A lo largo de un período de 3 años (desde 2004 hasta 2007) se diagnosticaron 108 neoplasias colorrectales en estadios iniciales, entre los cuales se incluyeron 22 sujetos con cáncer temprano. Por cada caso detectado se seleccionaron (de manera aleatorizada) 3 controles relacionados, cuya búsqueda de neoplasias había arrojado resultados negativos.
La pesquisa para detectar neoplasias colorrectales se llevó a cabo mediante la realización de tomografía computarizada abdominal, que fue el método utilizado para determinar la grasa visceral. Desde el punto de vista metabólico, se analizó la información a partir de mediciones de peso y talla, la determinación de glucemia e insulinemia en ayunas y la estimación del modelo homeostático de resistencia insulínica (HOMA-IR),
Para investigar la asociación entre las determinaciones de obesidad y los marcadores de insulinorresistencia con los cánceres colorrectales, se recurrió al análisis de regresión logística condicional. Este análisis se ajustó a la existencia de tabaquismo y al consumo de alcohol.

Resultados
Se estableció que el área de tejido adiposo visceral y no el de grasa subcutánea, estuvo en relación directa y significativa con la presencia de cáncer colorrectal. En efecto, los odds ratio –OR– (IC 95%) del tercilo más bajo al más alto del área de grasa visceral (referencia =1) fue de 2,17 (0,45-10,46), y de 5,92 (1,22-28,65), respectivamente (ppara la tendencia = 0,02). Del mismo modo, los marcadores de resistencia insulínica, aunque particularmente la glucemia en ayunas, también se asociaron con la presencia de neoplasias colorrectales. Así, el OR de variables múltiples (IC 95%) de los tercilos más altos versus los más bajos de glucemia, insulinemia y HOMA-IR correspondieron a 4,40 (0,99-19,59; p = 0,04), 1,84 (0,47-7,15; p > 0,2), y 3,10 (0,71-13,54; p = 0,15), respectivamente.
Finalmente, las mediciones mayores de IMC y de circunferencia de cintura se asociaron con mayor prevalencia de cáncer colorrectal, con OR de variables múltiples de los tercilos más bajos a los más altos del área de grasa visceral de 4,38 (0,82-23,25; p = 0,09) y 2,03 (0,57-7,25; p > 0,2) para IMC y para perímetro de cintura, respectivamente.
Por el contrario, los autores destacan que en el caso de los adenomas de localización colónica o rectal, no se detectó este tipo de asociación.

Discusión y conclusiones
La ventaja metodológica de este estudio con relación a otros trabajos epidemiológicos es la determinación directa del tejido adiposo visceral mediante el empleo de tomografía computarizada; además, se destaca el hecho de que tanto los casos como los controles provinieron de un estudio de población sometida a pruebas de detección específicas para cáncer colorrectal, lo cual reduce la posibilidad de sesgo en la selección de controles y de evaluación de exposición (como suele observarse en los estudios de casos y controles). No obstante, los investigadores reconocen ciertas limitaciones, como el reducido número de cánceres colorrectales detectados, la ausencia de confirmación completa de pólipos en los sujetos con pruebas negativas de cáncer colorrectal, no haber controlado las variables actividad física, y el hecho de que la mayoría de los participantes eran trabajadores varones en una empresa importante de Japón, motivo por el cual los hallazgos no deberían ser extrapolados directamente a la población en general.
Los resultados de esta experiencia sugieren que tanto el tejido adiposo visceral como los indicadores de insulinorresistencia se asocian con cánceres colorrectales en estadios tempranos, pero no con la presencia de adenomas de la región. Dado que el tejido adiposo tiene un papel hormonal significativo, además de la insulinorresistencia, los autores sostienen que deberían estudiarse esos factores y su relación con la proliferación celular asociada con el desarrollo de cáncer.

Yamamoto S, Nakagawa T, Matsushita Y y cols.
Visceral fat area and markers of insulin resistance in relation to colorectal neoplasia.
Diabetes Care October 16, 2009, doi: 10.2337/dc09-1197
Editora Médica Digital


Dr: Jorge L Cubrias Morales
Medicina Clinica-Ortomolecular(Integrativa).
http://drcubriasoxidonitrico.blogspot.com
Movil personal (+34) 619 535186
E-mail Pacientes: drcubrias@gmail.com
Cita previa :
Consulta Med Nutricional Drs Cubrias y Vilariño 922 265 897, C/La Carrera 22, La Laguna