Hay que usar fármacos cuando son necesarios y no por tomar más medicamentos, vamos a estar más sanos o vamos a encontrarnos mejor. Soy un gran defensor de los medicamentos, pero usados cuando hacen falta y teniendo en cuenta todas sus contraindicaciones, sus interacciones con otros los medicamentos que se toman, y no olvidar que deben tenerse en cuenta también, los genes de cada persona.  Prescripción razonada, razonable, científica y personalizada.

Ahora acaba de publicarse un trabajo que demuestra que para el dolor habitual de espalda, el clásico lumbago, (exceptuando el dolor agudo por un traumatismo u otras causas), tomando paracetamol o un placebo, no se consiguen mejores resultados. A un grupo de 546 pacientes se les dio paracetamol, tres tomas al día y con un total máximo de 3.990 mg/día, lo que en mi opinión es una dosis muy alta, y a 547 pacientes se les dio placebo (es decir un comprimido sin ningún fármaco). Resultado sorpresa: A los que tomaron paracetamol les remitió el dolor en un tiempo medio de 17 días y a los que tomaron placebo, es decir nada, les remitió en 16 días. Los autores concluyen que deben revisarse las guías que recomiendan dar paracetamol (y quizás otros analgésicos) para el dolor de espalda no agudo (Williams CM et al (2014) Efficacy of paracetamol for acute low-back pain; a double-blind, randomised controlled trial. The Lancet. Early on line publication, 24 July 2014)

En enero del 2014, hicimos una comunicación a este respecto, según la cual:

 “La FDA recomienda a los profesionales sanitarios que dejen de prescribir y de dispensar combinaciones de medicamentos que tengan más de 325 mg de acetaminofeno, con el fin de proteger a los consumidores”, por considerar que se estan prescribiendo dosis demasiado altas, con riesgos de fallo hepático. Y recomienda, no prescribir más de 650 mg/día, pues con más dosis, se aumenta el riesgo de efectos adversos y no se consiguen mejores beneficios terapéuticos.

Incluso la nota de la FDA indica que, cuando un farmacéutico reciba una receta, que la prescripción indique dosis superiores de 350 mg. llame al médico y le comente que la FDA lo desaconseja. Ver nota FDA

El paracetamol es el causante de muchos ingresos en urgencias por problemas de fallo hepático agudo. La causa es que una parte de paracetamol, por la enzima hepática CYP2E1, se transforma en el hígado en el compuesto NAPQ1 que es muy tóxico y es el que puede provocar el fallo hepático.

Además, hay medicamentos que aumentan la actividad del CYP2E1, es decir producen más síntesis de NAPQ1 por tantola comedicación puede desencadenar fallo hepático, como a su vez lo agrava, el alcohol y la nicotina.

Por tanto son factores importantes a tener en cuenta cuando se prescribe paracetamol: evitar el consumo de alcohol, fumar y sobre todo revisar las posibles interacciones con el resto de los otros medicamentos administrados.

Dr. Juan Sabater Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Presidente de Eugenomic®

Acceder a los artículos referenciados:
• http://1.usa.gov/1fdUocS
• http://bit.ly/1uhv3ce