La terapia por quelación tiene como objetivo reducir los depósitos biológicos de calcio y remover metales pesados.
Estos últimos actúan en el organismo como intermediarios de agentes que actúan oxidando  (agentes pro-oxidantes) o inhibiendo sistemas enzimáticos que actuarían como antioxidantes. De esta manera, aumentarían los radicales libres, responsables de los procesos degenerativos crónicos, como hipertensión, arteriosclerosis, entre otras enfermedades.
Los agentes quelantes actuarían eliminando estos metales pesados y calcio evitando de esta manera la formación de estos radicales libres.
Estos agentes forman una reacción química en equilibrio entre un ion metálico y un agente complejo formando una unión estable impidiendo los efectos indeseables en los cuales los iones metálicos participan, evitando, de esta manera, la formación de radicales libres y sus consecuencias.
Hay que destacar, que existe tanto en el reino animal como en el vegetal, sistemas fisiológicos de quelación. Por ejemplo, la clorofila, es el quelante de un mineral llamado magnesio.
El EDTA (Acido etileno-diamino-tetra-acético), es utilizado como un elemento dentro de la terapia denominada QUELACIÓN.Es administrado a un paciente por vía intravenosa, bajo la prescripción y supervisión de un médico plenamente autorizado. El fluído conteniendo EDTA es administrado a través de un suero intravenoso en el brazo del paciente. El EDTA en la solución se liga a los metales en el cuerpo humano y lo expulsa a través de la orina. Los metales nutricionales situados anormalmente, los cuales favorecen los daños por radicales libres y los metales tóxicos, como el plomo, son removidos fácilmente por el EDTA. Además de EDTA, se incorporan al suero, importantes antioxidantes como complejos vitamínicos y minerales revitalizantes que enriquecen su efecto y mecanismo de acción.
A demás del EDTA, existen otros agentes quelantes: Cisteina, D-penicilamina, DMSA, que son utilizados según valoración médica.
La terapia por Quelación consiste en una serie de tratamientos, usualmente de 20 a 50 infusiones intravenosas, de acuerdo al estado de salud de cada paciente
Cada tratamiento lleva de 2 a 3 horas y los pacientes normalmente reciben uno, dos o tres tratamientos por semana. En un tiempo razonable de tratamiento, se detiene el progreso de la afección debida al daño por Radicales Libres, que es la condición fundamental para desencadenar el desarrollo de Arterioesclerosis y de muchas enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento, brindando al organismo tiempo para recuperarse y restablecer el flujo sanguíneo a través de los vasos afectados.
Con el tiempo, este tratamiento produce notables mejorías en muchos procesos Metabólicos y Fisiológicos del organismo. El proceso de regulación del Calcio y del Colesterol, se restaura gracias a la normalización de la química interna de las células.
La Quelación beneficia a cada vaso sanguíneo en el organismo, desde los más grandes, hasta los arteriolas y los más finos capilares, la mayoría de los cuales son demasiados pequeños para tratamientos quirúrgicos, o se encuentran muy profundos en el cerebro, en donde no pueden ser alcanzados mediante cirugía, de una manera segura. En muchos pacientes, los pequeños vasos sanguíneos son los que más severamente se ven afectados.

En el siguiente video explicamos los avances relacionados con este tema (en inglés)