Esto es una pregunta recurrente. Los huevos pueden tener algunas desventajas, pero estas dependen de la cantidad que se consume y del estado de salud de la persona. En general son sanos y seguros para el consumo.

El huevo y las enfermedades cardiovasculares

Los estudios realizados en japoneses de mediana edad y en personas con una dieta mediterránea no encontraron asociación entre el consumo de huevos y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Otro estudio observacional no encontró un aumento en el riesgo de accidente cerebrovascular o enfermedad coronaria en personas que consumen de 1 a 6 huevos por semana, mientras que «más de 6 huevos por semana» parece aumentar el riesgo de enfermedad coronaria solamente en diabéticos

Se encontraron resultados similares en un estudio observacional en diabéticos, que comparó los resultados de quienes consumían un huevo por semana y aquellos que no comían ninguno. Este estudio no observó ninguna conexión entre el consumo de huevo y la enfermedad cardiovascular.

Aunque la evidencia observacional puede sugerir un vínculo entre el consumo de huevos y la enfermedad cardíaca en los diabéticos, los ensayos controlados aleatorios no han encontrado dicho vínculo.

Del mismo modo, un ensayo controlado de pacientes hiperlipidémicos que consumen huevos (en relación con otras fuentes dietéticas de colesterol y grasa) no asoció ningún efecto negativo con el consumo de huevos, aunque la sustitución de los huevos con proteínas de huevo que contienen nutrientes añadidos se consideró beneficiosa. 

En ensayos controlados, ya sea en personas sanas o en personas que padecen diabetes o hiperlipidemia, el consumo de huevo no se asoció con un aumento en los marcadores de riesgo para la salud cardiovascular, la sensibilidad a la insulina o la glucosa en sangre.

Diabetes

La evidencia observacional puede sugerir un vínculo entre el consumo de huevos y las enfermedades cardíacas en los diabéticos. La evidencia observacional también puede sugerir un vínculo entre el consumo de huevos y el riesgo de desarrollar diabetes. En un estudio, los huevos en la dieta (de «casi nunca» a «casi a diario») no parecen estar asociados con un mayor riesgo de desarrollar diabetes, pero otros estudios notaron una asociación positiva, con los controles siendo educación, antecedentes familiares de diabetes y biomarcadores de referencia para estados de enfermedad (como los triglicéridos plasmáticos). Finalmente, dos estudios informaron una asociación más fuerte en mujeres que en hombres. Si observa solo la evidencia observacional parecería haber alguna conexión entre el consumo de huevos y el riesgo de desarrollar diabetes.

Pérdida de peso

Población sana

En un estudio de 14 semanas, estudiantes universitarios sanos fueron divididos en dos grupos: unos comerían 2 huevos cinco veces a la semana y el otro ninguno. Ambos grupos ganaron peso en la misma medida.

Diabéticos

En un estudio de 12 semanas, dos grupos de diabéticos que padecen obesidad comenzaron una dieta para bajar de peso. Un grupo comió 2 huevos por día; El otro, ninguno. Ambos grupos vieron una disminución igual en LDL y colesterol total, pero el grupo que consumió huevo disfrutó de un mayor aumento en HDL. No hubo diferencias en la presión arterial o la glucosa en sangre entre los grupos, pero la reducción en la insulina en ayunas observada con la pérdida de peso fue menor en el grupo del huevo. 

En un estudio cruzado aleatorio de 5 semanas, 29 personas con diabetes tipo 2 consumieron en el desayuno 1 huevo con verduras y pan o media taza de avena con leche. No se encontraron diferencias en la glucosa plasmática, la sensibilidad a la insulina, la presión arterial, los marcadores inflamatorios o los lípidos plasmáticos entre los períodos de huevo y avena. Tampoco se encontraron diferencias en el peso corporal, la grasa corporal o el IMC. Los estudios en diabéticos no han observado efectos adversos del consumo de huevos en diferentes marcadores de salud.

Fuente: examine.com