Hemos observado que últimamente están adquiriendo mucha popularidad los protectores solares naturales, como los aceites esenciales o algunos suplementos nutricionales. Desde la clínica queremos resaltar que, aunque pueden ayudar, no son lo suficientemente efectivos por sí mismos para proteger tu piel de los efectos dañinos del sol y te explicamos por qué.

La radiación ultravioleta

La exposición excesiva sin protección a la radiación solar puede promover el envejecimiento de la piel y el cáncer de piel . Los principales culpables son la radiación UVA y UVB; Los rayos UVA representan el 95% de los rayos UV que alcanzan la superficie de la Tierra y los UVB el 5%. Juntos, pueden inducir quemaduras solares, daños en el ADN y acelerar el envejecimiento de la piel. 

Cuando se usan de manera correcta y consistente, los protectores solares pueden mitigar el envejecimiento cutáneo inducido por el sol (es decir, fotoenvejecimiento) y reducir el riesgo de cáncer de piel.

Pero, ¿pueden los aceites vegetales protegerte?

En general, se recomienda que use un protector solar de amplio espectro (es decir, protección UVA + UVB) con un factor de protección solar (FPS) de 30, como mínimo, o 50 si te quemas fácilmente. Entonces, ¿los aceites vegetales naturales están preparados para el desafío? En resumen, no realmente. Al menos no por sí solos.

Cuando se ensayaron para la protección contra la radiación UVB, muchos aceites de plantas proporcionan un SPF de <8. Estos aceites pueden incorporarse en productos comerciales de protección solar para ayudar a la clasificación general de SPF, pero por sí solos son insuficientes para la protección UV.

La confiabilidad también puede ser un problema si las fórmulas a base de plantas se hacen en casa. Los filtros solares se formulan utilizando ingredientes específicos en cantidades específicas además de emplear métodos de fabricación para ayudar a garantizar que estos ingredientes protectores contra los rayos UV se distribuyan uniformemente por todo el protector solar. Este proceso es difícil de replicar en casa.

Imagen de examine.com

Una nota de precaución: algunos de estos aceites vegetales pueden causar reacciones alérgicas o irritación de la piel. Estas reacciones pueden variar de leves a graves.

Conclusión: Los aceites vegetales solos no deben usarse para reemplazar completamente el protector solar, ya que no proporcionan una protección adecuada. Sin embargo, pueden usarse como ingrediente en algunos protectores solares para aumentar la calificación general de SPF.

¿Y qué pasa con los suplementos?

Al igual que ocurre con los aceites naturales, los suplementos por sí solos no deben usarse para reemplazar completamente el protector solar. Algunos suplementos, como el cacao, el polupodium leucotomos, la astaxantina o la vitamina E pueden ayudar, por sus propiedades, a cuidar nuestra piel por dentro y por fuera, pero no deben usarse sin un buen protector solar.

Desde la clínica te recomendamos que pidas consejo a un profesional sobre tu tipo de piel para buscar el protector que mejor se adapte a ti, que más te proteja y que te puedas aplicar diariamente, sobre todo en rostro. Por supuesto, puedes complementar el cuidado con productos naturales, pero siempre garantizando la protección a través de un buen protector solar. Si necesitas ayuda, nosotros podemos asesorarte.