Consiste en la administración de principios activos por vía intradérmica para el tratamiento de problemas locales por la acción de micro inyecciones. Se logra un estímulo del fibroblasto, con el consiguiente aumento del colágeno y elastina, se pueden emplear productos homeopáticos, alopáticos ( vitaminas, oligoelementos minerales, aminoácidos, silicio) y acido hialurónico no reticulado .

La aplicación facial sirve para prevenir y corregir síntomas como atrofia de piel por falta de colágeno, aminoácidos, falta de hidratación e hiperreactividad ( envejecimiento cutáneo).

El tratamiento se realiza en un periodo de 20 a 30 minutos, pudiendo la paciente reincorporarse inmediatamente a su vida cotidiana. El protocolo terapéutico dependerá de la edad del paciente y del estado de su piel.