Los implantes dérmicos biocompatibles están diseñados para la remodelación facial. Pueden ofrecerte un contorno más armonioso con la estructura de tu cara y además reduce notablemente los signos de envejecimiento. Consiguen una apariencia más joven y revitalizada. 

Se emplean para: 

  • Rejuvenecimiento de la piel 
  • Remodelación facial 
  • Remodelación labial y perfilado
  • Realce de pómulos
  • Rellenos de surcos nasogenianos 
  • Restauración del óvalo facial

Los implantes dérmicos pueden estar indicados a todos los pacientes independientemente de la edad siempre y cuando presenten signos de envejecimiento.