Revisando bibliografía sobre el tema, he encontrado este trabajo que me parece muy interesante. Resulta que los autores evaluaron 202 estudiantes mexicanos, con un rango de edad de 9 a 13 años, y estimaron el porcentaje de grasa corporal de los mismos para comprobar una posible relación entre este indicador y la tendencia a padecer enfermedades metabólicas y cardiovasculares. 

Debemos tener en cuenta que habitualmente los estudios que se hacen en niños para evaluar su comportamiento y riesgo de enfermar versus obesidad lo hacen tomando como referencia el índice de masa corporal (IMC). 

Como ya se sabe, el índice de masa corporal no es un indicador fiable, pues tiene sus defectos al no discriminar sobre la composición del peso del paciente, ya que no es lo mismo si es de masa muscular o de grasa. 

Desgraciadamente, habitualmente es de grasa, sobre todo en niños donde no hay una práctica de actividad física dirigida al aumento de la masa muscular. Estos antecedentes hacen relacionar el IMC con el porcentaje de grasa corporal de los pacientes, de forma directa y proporcional. En este estudio han evaluado directamente el porcentaje de grasa en busca de poder relacionar estos con los riesgos de enfermar a corto plazo, forzando el metabolismo y terminando por desarrollar enfermedades obesogénicas, como pueden ser: 

  1. Diabetes mellitus tipo 2.
  2. Hipertensión arterial. 
  3. Dislipemia: hipertrigliceridemia, aumento del colesterol LDL y disminución del colesterol HDL. 
  4. Cardiopatía isquémica. 
  5. Alteraciones osteoarticulares: coxofemoral, femorotibial, tobillo y columna. 
  6. Insuficiencia venosa en extremidades inferiores.
  7. Accidentes cerebrovasculares. 
  8. Hiperuricemia y gota. 
  9. Enfermedades digestivas: estenosis hepática, hernia de hiato y litiasis biliar. 
  10. Apneas del sueño. 
  11. Insuficiencia respiratoria 
  12. Trastornos psicológicos. 
  13. Afecciones cutáneas. 
  14. Tumores malignos: colon, recto, próstata, ovarios, endometrio, mama y vesícula. 

De acuerdo a los resultados del estudio, la población estudiada que presentó obesidad, tenía más riesgo de padecer enfermedades metabólicas y cardiovasculares. En estos niños se mostraba una alta prevalencia de grasa corporal, concluyendo que en es urgente aplicar medidas que conduzcan a la prevención y tratamiento para reducirlo. 

Dr. Jorge Cubrías

 


Fuente original del estudio:
Freedman DS, Dietz WH, Srinivasan SR, Berenson GS. The relation of overweight to cardiovascular risk factors among children and adolescents: the Bogalusa Heart Study. Pediatrics.1999; 103:1175–82.
Heyward Vivian H. (1996). Applied Body Composition Assessment editorial. Library of Congres. pag. 89-97.