Este excelente artículo muestra la directa relación entre la inactividad en los niños y el aumento de riesgo de enfermar de múltiples patologías. Esto desemboca en la generación de una pésima autoestima y el escaso rendimiento en los colegios.

Todo esto empeora a medida que estos ven mas televisión y pasan más tiempo con los móviles y los videojuegos. Llama la atención que no se tuvieron en cuenta los factores nutricionales, pues si agregamos la ingesta de azúcares refinados, chucherías con alta carga de colorantes, grasas saturadas, trans o no, y proteínas de baja calidad, entonces se potenciarían los pésimos resultados de este estudio. No es  fácil regular estas actitudes pero necesitamos abordar más y mejor estos temas en los niños, para limitar el impacto patológico.

Dr. Cubrias

Relación entre inactividad física y una deficiente salud infantil

El tiempo que pasan los niños inactivos, particularmente viendo la TV o jugando a videojuegos, está directamente relacionado una mala salud, de acuerdo a los últimos estudios. El más reciente es el publicado por investigadores del Children’s Hospital of Eastern Ontario, Research Institute, en Canada.

Además, el Johns Hopkins University, de Estados Unidos, también encontró que los esfuerzos destinados a reducir el sedentarismo pueden reducir los riesgos en la salud a corto plazo.

Los comportamientos sedentarios de los niños se caracterizan por poco movimiento físico y bajo gasto de energía (por ejemplo, largos periodos de estar sentado). Los niños y jóvenes pasan gran parte del día siendo sedentarios. Este estudio fue el primero en revisar sistemáticamente la evidencia del comportamiento sedentario y los resultados de salud en niños de 5 a 17 años para informar sobre las recomendaciones de cantidades seguras y saludables de ocio pasivo. 

Una primera búsqueda bibliográfica por el equipo de investigación estadounidense-canadiense recuperó 828 artículos. Tras una inspección más cercana, 232 estudios (8 ensayos controlados aleatorios (ECA), 10 estudios de intervención, 37 estudios longitudinales, 177 estudios transversales; publicados entre 1958 y 2009) cumplieron con los criterios de inclusión predefinidos. Los estudios incluyeron el comportamiento sedentario medido explícitamente (directa o indirectamente), más 1 de 6 indicadores de salud seleccionados.

La evidencia sugiere que el comportamiento sedentario en el tiempo libre (como ver la televisión, jugar con el móvil u otros dispositivos) en exceso, más de 2 horas por día, se asocia con una composición corporal desfavorable, disminución de la condición física, baja autoestima, menor rendimiento académico y problemas de conducta. Los riesgos para la salud aumentaron con cada hora adicional de ocio pasivo.

Las intervenciones que disminuyen el tiempo sedentario de los niños revelaron resultados positivos sobre el peso corporal. 

En general, la evidencia presentada se consideró de calidad moderada. Los autores señalaron que pocos estudios midieron el comportamiento sedentario directamente (pero más bien indirectamente, como la actividad autoinformada), y a menudo clasificaron a los participantes usando un umbral de 2 horas de televisión al día. Se requieren más estudios, utilizando medidas directas continuas de movimiento, antes de que se puedan confirmar las recomendaciones sobre un límite. Se necesita un trabajo similar para emitir orientación sobre el comportamiento sedentario de niños más pequeños y adultos.