Las comidas que incluyen aguacate fresco como sustituto de los carbohidratos refinados pueden suprimir significativamente el hambre y aumentar la sensación de saciedad de las comidas en adultos con sobrepeso y obesos, según un nuevo estudio del Centro de Investigación sobre Nutrición en el Instituto de Tecnología de Illinois (Estados Unidos).

La investigación, publicada en Nutrients, evaluó los efectos fisiológicos de la inclusión de aguacates Hass, enteros y frescos, sobre el hambre, la sensación de saciedad y la satisfacción de los sujetos, durante un período de 6 horas. Los investigadores evaluaron estos efectos en 31 adultos con sobrepeso y obesos en un ensayo clínico aleatorizado de tres brazos cruzados.

Además, el estudio también ha demostrado que estos cambios en la dieta reduce los niveles de insulina y glucosa en sangre, lo que reduce el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares al incorporar grasas y fibras saludables en una dieta diaria regular.

«Durante años, las grasas han sido el objetivo principal contra la obesidad, y ahora los carbohidratos son objeto de escrutinio por su papel en la regulación del apetito y el control del peso -explica la autora, Britt Burton Freeman-. No existe una solución única para todos cuando se trata de la composición óptima de las comidas para controlar el apetito. Sin embargo, comprender la relación entre la química de los alimentos y sus efectos fisiológicos en diferentes poblaciones puede revelar oportunidades para abordar el control del apetito y reducir las tasas de obesidad, acercándonos un paso más a las recomendaciones dietéticas personalizadas».