Comunicado de la Clínica Cellmedik, en relación con la epidemia del Coronavirus. Algunos datos que pueden ayudarte y ayudar a los demás: 

  1. Para distinguir si tienes un catarro o un posible contagio, debes saber que la infección por Coronavirus no provoca resfrío con nariz mojada o tos expectorante, sino tos seca y áspera.
  2. En Canarias las condiciones atmosféricas nos acompañan, el virus NO resiste el calor y muere si está expuesto a temperaturas mayores a los 26º y 27º. 
  3. Por este motivo, se aconseja consumir abundante agua caliente, como infusiones, caldos… son fáciles de ingerir y neutralizan el virus. 
  4. Si puedes, toma el sol
  5. Evita el agua fría o bebidas con hielo. 
  6. Bebe abundante agua. Cada 15 minutos. Garantizar que tenemos nuestra garganta húmeda ayuda a que el virus vaya directo al estómago, donde los ácidos gástricos lo destruirán. Si no, puede pasar a la tráquea y de allí a los pulmones, y esto es lo más peligroso.
  7. Es un virus de tamaño grande (diámetro de 400-500 nanómetros) por lo cual cualquier mascarilla puede detenerlo, pero no es necesario utilizarlas. Hay que reservarlas para el personal sanitario que está expuesto a fuertes cargas del virus y deben utilizar equipamiento especial.
  8. Si una persona infectada estornuda delante de nosotros, con tres metros de distancia es suficiente para que el virus caiga al suelo y no nos afecte. 
  9. El coronavirus sobrevive cerca de 12 horas en superficies metálicas, como puertas, barandillas, electrodomésticos, ascensores, el móvil… por ello es necesario lavar frecuentemente las manos y desinfectar con gel hidroalcóholico. No olvides lavar también el teclado del ordenador, el volante del coche, etc. 
  10. En la ropa, el virus puede vivir entre 6 y 12 horas, y con un lavado normal es suficiente para exterminarlo. Si no puedes lavarlo diariamente, expón la ropa al sol.  

Debe saber que el virus se transmite por el aire, y se instala principalmente en la garganta, provocando inflamación y sensación de sequedad. Esta condición puede durar entre 3 y 4 días. 

Una vez que el virus baja a la tráquea y se instala en los pulmones, provoca una neumonía que suele durar 5 o 6 días. En este periodo se presenta fiebre alta, con dificultad para respirar. Si tienes estos síntomas debes acudir al médico

Para evitar el contagio: 

La trasmisión del virus sobreviene por contagio directo, tocando telas, tejidos o materiales sobre los cuales el virus está presente, por esto lavarse las manos es fundamental.

El virus sobrevive en nuestras manos solo cerca de 10 minutos, pero en ese tiempo muchas cosas pueden suceder, como rascarse los ojos, tocarse la nariz… esto permite al virus entrar a la garganta. Por lo tanto, para nuestro bien y el bien de todos lávate muy seguido las manos y desinféctalas.

Si puedes, haz gárgaras con soluciones desinfectantes que eliminan o minimizan la cantidad de virus que puede entrar en la garganta, haciendo esto se eliminará antes de que baje a la tráquea y luego a los pulmones.

¡Mantén la calma, cuídate y cuida a los demás!