Hemos observado que últimamente están adquiriendo mucha popularidad los protectores solares naturales, como los aceites esenciales o algunos suplementos nutricionales. Desde la clínica queremos resaltar que, aunque pueden ayudar, no son lo suficientemente efectivos por sí mismos para proteger tu piel de los efectos dañinos del sol y te explicamos por qué.