Desde hace mucho tiempo conocemos parte del mecanismo de acción de la L teanina (un aminoácido bioactivo del té) en la actividad neurotransmisora serotoninérgica, sobre todo como inductor de la liberación de este neurotransmisor al espacio intersinaptico. Ahora se arrojan otros beneficios paralelos dignos de destacar y que así lo hacen en este estudio. No hay día que no aprendamos. Dr. Cubrias

Los metanálisis del consumo de té y la reducción del riesgo de enfermedad de Parkinson han arrojado luz sobre el camino de explorar las propiedades beneficiosas de los componentes del té. Sobre la base de la masa seca, una bebida típica de té negro o verde contiene aproximadamente el 6% de aminoácidos libres, que imparten alta calidad, sabor y aroma distintivo a la infusión de té. La L-teanina (conocida químicamente como γ-glutametilamida) es un aminoácido no proteinogénico del té que participa en la biosíntesis de sus polifenoles.

Los efectos neuroprotectores recientemente descubiertos de la L-teanina se pueden atribuir a su analogía estructural con el glutamato, el principal neurotransmisor excitador en el cerebro. Este aminoácido único también tiene el potencial de mejorar los cambios fisiopatológicos asociados con la enfermedad de Parkinson, ya que muestra propiedades antioxidantes y antiinflamatoriasmejora las anormalidades del comportamiento motor, aumenta la disponibilidad de dopamina y puede causar un descenso favorable en la neurodegeneración debido a la excitotoxicidad del glutamato.

Para obtener una comprensión explícita del papel de la L-teanina, este artículo de revisión es el primero en enfocarse en su mecanismo de acción neuromoduladora y evaluar críticamente las posibilidades de emplear esta amida bioactiva en la búsqueda de “medicamentos antiparkinsonianos”. También planteamos la hipótesis de que la L-teanina es un potente agente natural contra la discinesia inducida por L-DOPA, ya que la dependencia a largo plazo de la terapia de reemplazo de dopamina está relacionada con la elevación de la actividad del receptor de glutamato. Aumenta la disponibilidad de dopamina y puede causar un cambio descendente favorable en la neurodegeneración debido a la excitotoxicidad del glutamato.