Es cautivante saber que diferentes patologías de difícil resolución comparten alteraciones bioquímicas similares y que la modulación de todas o algunas de estas pueden mejorar mucho la calidad de vida de los portad

ores así como de su familia, y evitar ser manejadas de desde el

punto de vista farmacológico, que en muchas ocasiones, brindan un apoyo temporal y limitado convirtiéndose en poco tiempo en un verdadero toxico neurológico.

Es múltiples ocasiones los padres de niños con estos desordenes o los adultos que les portan deambulan de consultas en consultas convencionales o no, en aras de encontrar un apoyo a su condición, en las menores ocasiones encuentran a un profesional que entiende técnicamente lo que sucede y les puede ayudar, lo contrario es bastante frecuente.

Trataremos de mostrar cuales con las alteraciones a explorar y que nos pueden ayudar a la hora de diseñar un plan terapeutico para un paciente u otro, lo cual es extremadamente personal. abordaremos el tema digestivo, y en otras comunicaciones, la metilación, y la intoxicación por metales pesados, todas de gran interés.

Digestivas:

Después del nacimiento nos encontramos con una flora intestinal aseptica osea apenas sin bacterias que puedan colonizarla y defendernos de las agresiones externas,en los días que corren no es infrecuente encontrar que desde épocas muy tempranas se prescriben fármacos antibióticos por vía oral, ya sea por un cuadro infeccioso respiratorio, urinario u de otro origen, que tristemente en la mayoría de las ocasiones no son justificados y que obedecen a múltiples factores, desde la presión sutil de la industria farmacológica hasta la de los mismos padres que por su condición laboral, requieren que los bebes estén «saludables» lo mas rápido posible. Las consecuencias son la afectación de la escasa flora bacteriana existente, facilitando el desarrollo oportunista de las levaduras(Candidas), y con ello invirtiendo la ideal relación bacterias/levaduras en el tubo di
Resultante de lo descrito anteriormente se genera una cantidad sustancial de Levaduras en el tubo digestivo las cuales, en su metabolismo «fabrican», el ácido tartárico, el cual compite en el ciclo de Krebs(productor de energía) con los cebadores del mismo disminuyendo la capacidad de síntesis de Energía(Atp), Condición bioquímica que explica la falta de energía de muchos de los pacientes de este espectro. Cuando hemos usado tratamiento antimicotico como los descrito, en este grupo de pacientes, logramos una mejoría clínica ostensible, pero hay que modular bien la dosis, pues de no ser así los efectos son casi nulos.lo triste es que una vez que les abagestivo, favoreciendo un terreno mas inmunodeprimido y consecuentes nuevas infecciones. cercano a los dos años de vida el Sistema inmune hace una «instantanea» de la relación bacterias/levaduras en el tubo digestivo asumiendo que esta sera la normal o adecuada durante toda la vida, lo cual explica en gran medida las crisis a repetición observadas en estos pacientes cuando retiramos tratamientos antimicóticos orales del tipo de la nistatina o de origen natural cualquiera que sea.

ndonamos reaparecen muchos síntomas. no obstante es ventajoso usar un antimicóticos no absorbible como la nistatina versus neurofarmacos y asociarlos a probioticos adecuados, enzimas digestivas etc, con el objetivo de recuperar la salud de el enterocito evitando la Disbiosis intestinal y con ello limitando el paso de proteínas que actúan como neurotóxicos morfinatos, como es el caso de la caseina y la gliadina, las cuales previamente debíamos haber eliminado de la dieta.

 

Dr Cubrias Medicina Integrativa